MONTAÑA Y SALUD

"El mejor día para empezar fué ayer.  El segundo mejor día es hoy."

Montaña y Salud diseña, planifica actividades y rutas personalizadas que te cambiarán la vida. Nuestra salud física y mental debe entrenarse de una forma mucho más individualizada  y global. Por eso nuestro equipo de expertos en montaña, nutrición, entrenamiento terapéutico y psicología,  te acompañaremos a alcanzar tus objetivos adaptándonos a tus motivaciones, estilo de vida o circunstancias. Guiándote y conduciéndote con seguridad de una forma sana y divertida.

Te acercamos la montaña para que la disfrutes y encuentres el equilibrio que estás buscando. Podrás disfrutar de la naturaleza practicando, senderismo, trekking, marcha nórdica, raquetas, mindfulness y muchas más actividades.

¿A quién van dirigidas nuestras actividades?

SUPERADULTOS

El senderismo, supera la media hora diaria recomendada de ejercicio físico para mantener un buen estado de salud. Caminar, aporta grandes mejoras al cuerpo de las personas de cualquier edad y de las mayores de 40 en particular.

El senderismo es andar por lugares bonitos y agradables, respirando un aire puro y en un ambiente de tranquilidad.

Es muy positivo tanto para el cuerpo como para la mente.

Son múltiples los beneficios que aporta la marcha tanto a nivel bioenergético como neuromuscular factores fundamentales para mantener la autonomía.

Queda demostrado que el ejercicio realizado en el medio natural mejora el humor y los sentimientos de felicidad, incidiendo positivamente en el sistema inmunitario.

SUPERPEQUES

Una buena forma de ofrecer tiempo de calidad a nuestros hijos es el Senderismo.

Es una actividad muy divertida que les encantará a los más pequeños. Iniciarse desde edades tempranas en la práctica de senderismo es un hábito saludable, un momento de diversión que rompe con la rutina.

Los/as niños/as con TDAH que practican actividades al aire libre tienen el beneficio de reducir los síntomas significativamente. Beneficia a cualquier peque que tenga dificultades para prestar atención o con tendencias de comportamiento impulsivo.

Entran en contacto con la naturaleza, compartimos con ellos pasiones y aficciones que les resultan motivadoras, saludables y gratificantes.

DIABETES

La actividad física favorece el control y previene complicaciones de la dibetes. En una ruta puede llegarse a quemar un 20% más de grasa, aumentando así la habilidad de los músculos para almacenar azúcar y favoreciendo el control de la diabetes tipo 2.

Se reduce grasa corporal, contribuyendo a controlar factores involucrados en el síndrome metabólico.

No se requiere ir a un gimnasio para poner el cuerpo en movimiento y además, permite eliminar los costosos medicamentos para mantener la glucemia a raya.


FIBROMIALGIA

El ejercicio tiene beneficios sobre la capacidad física y mejora los síntomas de la Fibromialgia (FM) y de la Fatiga crónica (FC). Es uno de los tratamientos no medicamentosos más eficaces en el manejo del dolor crónico y la debilidad muscular.

Los beneficios de caminar o practicar senderismo entre otros son: la disminución del dolor, el aumento de la fuerza muscular, mejoría de la calidad del sueño, mejoria de la capacidad física y la salud cardiorespiratoria, disminución de la fatiga, mejoría del estado psicológico y el humor, mejoría de la función física global y la calidad de vida.




TRABAJO A TURNOS

Los turnos obligan a cambiar el ciclo normal de actividad de descanso, aparte de los problemas de sueño. Existen multitud de efectos adversos que se conocen como síndrome de desadaptación al trabajo por turnos. El estilo de vida se ve afectado por cuestiones como la desincronización de los ritmos circadianos, los cambios en la dieta, el sedentarismo y el estrés, tanto por la fatiga como por lo difícil que resulta conciliar horarios de trabajo y actividades familiares y/o sociales.



ESPONDILIOARTRITIS, ARTROSIS, PROCESOS REUMATOIDES

La actividad física es muy beneficiosa para casi todas las personas. Durante mucho tiempo se pensó que las personas con artritis o artrosis no debían hacer ejercicio porque lesionarían sus articulaciones. Sin embargo, los médicos y fisioterapeutas actuales revocan esta creencia.

Si tienes artritis, artrosis o una enfermedad relacionada, el ejercicio es beneficioso, mantiene la flexibilidad de las articulaciones, fortalece los músculos etc...



OSTEOPOROSIS

Gracias a la actividad física, los huesos se ven más reforzados, aumentan su flexibilidad (indispensable para evitar que se vuelvan frágiles), se trabajan las articulaciones, y con ello se refuerzan también los tendones y los ligamentos.




COLESTEROL ALTO

La vida sedentaria reduce los niveles de colesterol HDL (bueno). El ejercicio te ayuda a aumentar los niveles de colesterol HDL ("colesterol bueno") a la vez te permite reducir el colesterol LDL ("colesterol «malo"). La actividad física es importante. Con solo 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada a la semana es suficiente para reducir tanto el colesterol como la hipertensión arterial. Por ello la actividad física no solo hace que mantengamos nuestro peso ideal o controlemos la tensión arterial y el estrés, sino que también influye en la vigilancia de los niveles de colesterol en sangre.


ALZHEIMER

Mover el cuerpo también ayuda a pensar mejor.

Caminar mejora el flujo de la irrigación de sangre al cerebro, por lo que aumenta los niveles de oxígeno y nutrientes a la células para mantenerlas sanas y viables durante la vejez.

Caminar no es la cura para el Alzheimer; sin embargo, puede apoyar en la resistencia del cerebro y reducir la pérdida de memoria ante esta enfermedad.

SOBREPESO Y OBESIDAD

Empezar con un programa de ejercicio al aire libre y en contacto con la naturaleza, como es el senderismo, puede ser un muy buen comienzo para iniciar una vida más activa.

Se adapta el ejercicio individualmente a cada persona, ya sea en intensidad, frecuencia o volumen de entrenamiento.

Al principio, se escogerán aquellos senderos en los que el nivel de dificultad sea bajo, y conforme la persona vaya mejorando su condición física, se optará por incrementar el nivel de dificultad para así poder realizar rutas más largas y técnicas.

Disminuyen los niveles de estrés y se favorece el estado emocional positivo.

ESTRÉS, ANSIEDAD, DEPRESIÓN

Durante una caminata se liberan endorfinas que provocan sentimientos de felicidad e incluso euforia, ayudando a controlar los niveles de depresión.

Practicar senderismo aumenta la confianza en uno mismo, la autoestima y la satisfacción con la vida al tratarse de una actividad saludable en la que se participa también a nivel social.

Las mismas sustancias químicas liberadas durante el ejercicio que ayudan a mejorar el estado de ánimo y tratar la depresión, también pueden hacer maravillas en las personas con problemas de ansiedad. Y es que, el ejercicio regular disminuye la tensión, mejora la calidad del sueño y el estado de ánimo reduciendolos niveles de estrés.


MONTAÑA INCLUSIVA

Hacer actividades en la montaña, favorece la interacción social, el desarrollo de relaciones interpersonales. mejora la coordinación general, la postura corporal, la orientación espacial, la fuerza, resistencia, flexibilidad y tono muscular, y mejora progresivamente las capacidades de aprendizaje y de autoestima.

Practica deporte entre personas con y sin discapacidad, usando las mismas reglas. Consigue mejorar la calidad de vida y la inclusión social a través del ejercicio en la naturaleza.


ENFERMEDADES OCULARES

Muchas enfermedades oculares están relacionadas con otros problemas de salud, incluyendo la presión arterial alta, la diabetes y los niveles altos de colesterol. El ejercicio puede ayudar a controlar estos problemas o a limitar su impacto si ocurren.





MENOPAUSIA

Practicar senderismo, caminar en la naturaleza es muy saludable, multiplica sus beneficios debido a los factores de relajación y desconexión.

Ayuda a luchar contra los síntomas de la menopausia y al mismo tiempo, mejora la sensación de bienestar físico. Se reduce mucho más la circunferencia de cintura, aumenta la masa corporal magra, hay una pérdida de peso o mantenimiento de éste, se fortalecen los huesos, el estado de ánimo mejora etc...


CARDIOPATÍAS

El senderismo es la actividad más recomendable para enfermedades cardiovasculares. Es un ejercicio de intensidad ligera-moderada, recomendado en los programas de rehabilitación cardiaca. Mejora la respuesta del corazón al esfuerzo porque aumenta el tamaño de las cavidades del corazón. También incrementa el número y tamaño de los vasos sanguíneos, haciendo que el flujo de sangre sea mayor: mantiene la actividad muscular y facilita el retorno venoso transportando hacia el corazón y los pulmones la sangre rica en anhídrido carbónico (CO2) y pobre en oxígeno (O2).

No se necesitan grandes condiciones físicas para practicarlo.

¿ABURRID@?

Ven y comprueba como te sorprenderán tus reacciones con un simple contacto con la Naturaleza. Seguramente te sentirás mucho más calmado/a, más sociable, y tenderás a relativizar muchos de los problemas y situaciones de tu vida, en la Naturaleza, nos damos cuenta de nuestra verdadera posición en el mundo.

Si además esta actividad se realiza en grupo, los beneficios se multiplican. Está demostrado que practicar una actividad física en compañía aleja los sentimientos de soledad, aburrimiento y depresión; crea lazos de amistad y nos hace sentir parte de una comunidad donde afirmamos nuestra personalidad a la vez que participamos activamente.